Comunicado de las organizaciones guatemaltecas miembros de la red Rompiendo el Silencio ante la sentencia por genocidio emitida contra el General José Efraín Ríos Montt.

Ciudad de Guatemala

16 de mayo 2013

Comunicado de las organizaciones guatemaltecas miembros de la red Rompiendo el Silencio ante la sentencia por genocidio emitida contra el General José Efraín Ríos Montt.

En el marco del encuentro realizado por las organizaciones de la red los días 15 y 16 de mayo en la ciudad de Guatemala, declaramos lo siguiente:

Consideramos que para llegar a una verdadera paz y reconciliación, es necesario juzgar a los actores intelectuales como materiales que provocaron crímenes de lesa humanidad y genocidio en contra de los habitantes de los territorios de los pueblos indígenas.

Reconocemos la importancia histórica de la sentencia emitida el pasado 10 de mayo en contra del exjefe de estado José Efraín Ríos Montt, la cual es un paso muy importante para fortalecer a nuestra incipiente democracia y estado de derecho. Consideramos que esta sentencia también tiene trascendencia internacional dado que es la primera vez en Latinoamérica que se juzga a un exjefe de Estado por crímenes de lesa humanidad y genocidio en el país donde ocurrieron los hechos.

Reconocemos la lucha que han llevado las victimas y sobrevivientes para llegar a este punto histórico. Como parte de las comunidades que fueron víctimas del genocidio, nos preocupa que esta lucha pretende ser deslegitimizada por medio de señalamientos a la comunidad internacional como protagonistas de las demandas por la justicia. En realidad es una lucha justa y legítima llevada por familiares y sobrevivientes del genocidio y organizaciones que los acompañen.

Nos preocupa las declaraciones de algunos actores que pretenden desviar o presionar al Organismo Judicial para revertir la sentencia. En particular, denunciamos el uso de un discurso polarizante que está basado en las mismas lógicas del llamado conflicto armado y amenaza con que vuelva el mismo sistema de represión en contra de la población, dirigentes de los movimientos sociales y comunidades Indígenas.

La remilitarización e implementaciôn de nuevas zonas y destacamentos militares evidencian un retroceso al pasado represivo como parte de la estrategia del gobierno actual para criminalizar las luchas sociales de los pueblos, como lo ocurrido recientemente en cuatro municipios de Jalapa y Santa Rosa. Dicho estado de sitio coincidió con la intención de anular el proceso en contra de Ríos Montt, lo cual afectaba los intereses de los militares tanto como el actual gobierno.

Por lo tanto, exigimos:
1. El respeto por la independencia y autonomía de las instituciones encargadas de impartir justicia y velar por el orden constitucional.
2. El respeto por el derecho de las víctimas de exigir justicia y que estas demandas sean atendidas en tribunales nacionales.
3. El cumplimiento por parte del Estado de las medidas de reparación que fueron dictaminadas por el Tribunal Primero “A” de Mayor Riesgo.
4. Que el Estado garantice la seguridad y la vida de todas las partes que participaron en el proceso, sobre todo los testigos, sus familiares, las organizaciones querellantes, el Ministerio Público, así como los miembros del Tribunal.
5. El respeto por las propias formas ancestrales de toma de decisión de los pueblos, sin ser criminalizados ni reprimidos.

NO PUEDE HABER PAZ EN GUATEMALA SIN JUSTICIA.

Contrapartes de la Red de Solidaridad Rompiendo El Silencio:

Asociación Bufete Jurídico Popular de Rabinal
Asociación para la Promoción y el Desarrollo de la Comunidad – CEIBA
Comité Campesino del Altiplano – CCDA
Fundación Nueva Esperanza – Rio Negro
Instituto Mesoamericano de Permacultura – IMAP
Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas – UNAMG

Share Button

Tags:

No comments yet.

Leave a Reply